El 40% de los concesionarios caídos con la crisis cerraron durante 2013

Evolución concesionariosTras dos importantes desplomes en 2011 y 2012, ambas de doble dígito, las ventas de coches volvieron a crecer el pasado año, aunque un modesto 3,3%. Y del mismo modo, la rentabilidad retornó a los concesionarios, con un dato medio del 0,75%. Y sin embargo, el 40% de las empresas de distribución que han bajado la persiana con la crisis, lo hicieron el año pasado.

En concreto, según datos de la federación Faconauto, durante el pasado año desaparecieron 359 concesionarios independientes y otros 671 de la red secundaria, mientras que los oficiales (pertenecientes a las marcas) siguieron el camino contrario: de 90 pasaron a 102.

Desde el año 2008, primero en la caída de un mercado que se ha reducido a menos de la mitad, las redes comerciales han perdido un tercio de su volumen. En total, se han perdido 2.526 concesionarios (957 de ellos, de redes principales) y 49.500 empleos, aunque hay que hablar más de una concentración de estructuras: como una parte de los establecimientos que regentaban esas empresas han sido alquilados o comprados por otras supervivientes, la presencia física de las redes se ha reducido bastante menos. Sobre un 20%.

La evolución se explica en el agotamiento de unos negocios que asumieron hasta 2007 grandes inversiones que la crisis sobredimensionó y dejó sin financiación. Y que han tenido que soportar la presión de las marcas y de los clientes, lo que ha llevado las promociones a máximos (superan los 4.000 euros por coche) y los márgenes a mínimos.

En este contexto, los fabricantes se encontraron con unas redes enormes y decidieron apostar por aquellos concesionarios con más futuro –o que más les debían– mientras se han desecho de los débiles y deficitarios. Sobre todo, en el caso de las marcas generalistas.

Por ejemplo, Volkswagen redujo su red en un 54% en 2013, Fiat un 48%, Nissan un 30%, Renault un 29% y Ford un 26%. En la mayoría de los casos, los ajustes más numerosos han ido a las redes secundarias, pero han sido más sustanciosas entre los concesionarios independientes. Destacan aquí Ford, con 57 negocios menos (sobre un total de 145) o Seat, con 47 cierres (de 154).

Entre los premium, BMW redujo su red un 31% el pasado año y Audi lo hizo un 22,7%, mientras Jaguar-Land Rover o Porsche se mantenían estables. Mercedes incrementaba la suya un 3,2%, Infiniti un 66% (de nueve a 15 concesionarios) y Lexus progresaba un 40% hasta los 31 establecimientos.

Toyota, Volvo, Hyundai, Kia o Jeep se mantuvieron en niveles muy parecidos a los de años anteriores.

¿Seguirá la sangría? Parece que no, o muy suavizada e incluso orientada a la reducción del número de las filiales. Sobre todo, porque el sector prevé que las ventas del segundo semestre serán excelentes, con un julio que ya podría rozar las 100.000 matriculaciones. Además, si se acierta con las previsiones de crecimientos –de dos dígitos– para los próximos dos o tres años, se podría recuperar un mercado de 1,2 millones de unidades. Este es el nivel que ahora se considera adecuado y equivale a un recorte en la demanda muy poco alejado (27%) del que se ha producido entre las redes.

Fuente: El Mundo

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>